Etiquetas

, ,

Armando Villegas

Formas-biográficas – Armando Villegas

El Museo Reina Sofía (Madrid) presenta la exposición ‘Formas biográficas. Construcción y mitología individual‘, que incluye alrededor de 275 obras entre pinturas, esculturas, instalaciones, fotografías, extractos de películas, dibujos y material documental, algunas de ellas nunca vistas antes en España, realizadas por artistas de la talla de Edvard Munch, Mark Rothko, Paul Klee, André Breton, Gerhard Richter, Alberto Giacometti, Martin Kippenberger, Maruja Mallo, Pepe Espaliú, Brassaï, Lygia Clark, Michelangelo Pistoletto o Dorothea Tanning.

El objetivo de esta muestra es examinar las formas biográficas en el arte moderno. Tradicionalmente, la obra se ha explicado a partir de la biografía del artista que la ha realizado, pero esa biografía es un constructo, tanto si investiga la realidad histórica como si se adentra en la invención.

Partiendo de esta base, Formas biográficas. Construcción y mitología individual examina el modelo constructivo de la biografía tal como se ha aplicado a la actividad artística, a partir de elementos documentales o ficticios; es también un análisis de las formas experimentales adoptadas por la cuestión del sujeto biográfico, sobre todo a partir de la década de los 50, con el despliegue en el arte de la autobiografía como mitología individual.

Dos líneas de trabajo

La muestra explora las diversas formas utilizadas por los artistas para perfilar su identidad y biografía personal. En este sentido abre dos líneas de trabajo: por un lado, la mitología individual, que surge cuando el creador conforma su propia historia, su biografía a medida y crea su personaje; y por otro lado, la construcción, consistente en buscar los elementos básicos y esenciales de la obra de arte con el fin de articular la biografía del artista. En el primer caso se partiría de la biografía para acercarse a la obra de arte y, en el segundo, de la obra de arte para aproximarse a la biografía.

Los dos conceptos marcan la estructura expositiva y tienen nombre y apellidos. Gérard de Nerval y Franz Kafka son los literatos en los que se personifica la muestra. De Nerval se erige en la exposición como primer ejemplo de la noción de mitología individual. Fue un experto en fábulas biográficas y genealogías fantásticas que recurrió al seudónimo como primer acto de la reinvención biográfica. Por otro lado está Kafka. En uno de sus múltiples textos autobiográficos afirma que “la escritura me niega. De ahí mi plan de investigaciones autobiográficas. No biografía, sino búsqueda y descubrimiento de elementos lo más reducidos posible. Ahí es donde me edificaré luego (…)”. Es en este pensamiento donde puede encontrarse la raíz de la exposición, pues examina el modelo constructivo de la biografía a partir de elementos documentales o ficticios.

Estos conceptos de mitología individual y construcción se entremezclan a lo largo de las 13 salas que componen la muestra. La primera sala se centra en el concepto de “la habitación”, un espacio que puede ser interpretado como el origen de la biografía, el lugar donde el ser humano nace y muere. En la última sala se encuentra la instalación Chambre 202, Hotel du Pavot de Dorothea Tanning, que plantea la idea de poder huir de la biografía y adentrarse en el olvido. La otra decena explora la obra de Mark Rothko, de Étienne-Martin, de Louise Bourgeois, Edvard Munch, Lygia Clark, Ed Templeton o Alberto Giacometti, por citar solo algunos nombres de la extensa lista que puede disfrutarse en el museo.

 

Anuncios